sábado, 9 de enero de 2010

Historia del periódico


Durante siglos, las civilizaciones han utilizado los medios de comunicación impresos para difundir noticias e información a las masas. El Acta Diurna de los romanos, en torno al 59 a. C., es el primer "periódico del que se tiene noticia". Julio César, queriendo informar al público acerca de importantes acontecimientos políticos y sociales, ordenó que se publicara en las principales ciudades. Escrito en grandes tableros blancos y exhibido en lugares populares como las Termas, mantenía informados a los ciudadanos sobre los escándalos del gobierno, campañas militares, juicios y ejecuciones.

En el siglo XIII se vuelve a las formas escritas de consignar lo que sucede con La Nouvelle Manuscrite. Y en el siglo XV aparece el Journal d'un Burgeois, con muchas noticias y anécdotas. Pero no gozaron de mucha popularidad y pronto dejaron de publicarse.

La imprenta, inventada por Gutenberg en 1447, abrió el camino a la era del periódico moderno. La máquina de Gutenberg permitía el libre intercambio de ideas y la expansión del conocimiento. Los periódicos proporcionaron a una floreciente clase de mercaderes noticias relevantes para el comercio. A finales del siglo XV circulaban hojas manuscritas por las ciudades alemanas. Estos panfletos eran con frecuencia muy sensacionalistas; uno de ellos informaba acerca del abuso que sufrían los alemanes en Transilvania a  manos de Vlad Tepes Drakul, el conde Drácula. En 1493 circularon por Europa varias ediciones de una hoja titulada Descubrimiento del Nuevo Mundo por Colón. En América, la primera aproximación a un periódico fue la Hoja de México, aparecida en 1541.


En 1556 el gobierno veneciano publicó Notizie Scritte, por el cual los lectores pagaban una moneda de cobre llamada "gazetta". En ese siglo aparece un nuevo tipo de publicación: los canards, de contenido más popular. trataban temas sensacionalistas, de monstruos, milagros, etc.

Desde 1609 empiezan a publicarse las gacetas con periodicidad semanal. Las más famosas fueron las francesas: La Gazette, Le Journal des Savants y Le Mercure Galan. En España cabe destacar la Gaceta Semanal en 1641 y La Gaceta de Madrid en 1661.

Los periódicos comenzaron a aparecer como publicaciones regulares y frecuentes durante la primera mitad del siglo XVII. Los primeros periódicos modernos surgieron en Europa occidental. Consistían fundamentalmente en noticias de Europa, y de vez en cuando incluían información sobre América o Asia. Se suele considerar que uno de los primeros propiamente dichos es el inglés The Weekly News, de 1622.

El contenido se hizo de carácter más local durante la segunda mitad del siglo XVII, pero la censura era terrible, y rara vez se les permitía debatir asuntos que podrían incitar a los ciudadanos a la oposición. Sin embargo los titulares anunciaron la ejecución del rey Carlos I de Inglaterra a finales de la guerra civil, aunque Oliver Cromwell trató de impedirlo durante la víspera. Suecia fue el primer país en promulgar una ley protegiendo la libertad de prensa en 1766.


El primer periódico diario no se editó hasta comienzos del siglo XVIII. Fue el inglés Daily Courrant, de 1702.

La invención del telégrafo en 1844 transformó la impresión de noticias. Ahora la información llegaba en cuestión de minutos. A mediados del siglo XIX los periódicos se habían convertido en el principal medio de recibir y difundir información. Entre 1890 y 1920, el periodo conocido como la edad de oro de los medios de comunicación escritos, personajes como William Randolph Hearst o Joseph Pulitzer levantaron enormes imperios editoriales.

Los periódicos también jugaron un papel importante como medio de difusión de propaganda revolucionaria. Un notable ejemplo es Iskra, publicado por Lenin en 1900.

La radio apareció en escena en los años 20. Los periódicos se vieron obligados a adaptarse a la nueva competencia, reformando formato y contenido. Las historias se ampliaron para ofrecer una mayor y más profunda cobertura de la noticia.

Apenas habían conseguido adaptarse cuando tuvieron que hacer frente a un medio aún más poderoso: la televisión. A pesar de esta dura competencia, los periódicos no se quedaron obsoletos. La revolución tecnológica de hoy en día genera nuevos desafíos y oportunidades para los  medios de comunicación tradicionales. Nunca antes hubo tanta información accesible a tanta gente, y hoy son millares los periódicos que se sirven de internet.

En definitiva, sigue siendo un medio de comunicación popular  y poderoso. Se estima que cada día un billón de personas lee el periódico en todo el mundo.

29 comentarios:

  1. Curiosa entrada sobre los medios de comunicación escritos.
    En su prehistoria, la voluntad de contar sucesos, base del periodismo actual, refiriéndonos a España, hay que buscarla en la Edad Media, en la tradición juglaresca de transmisión oral y en los cantares de ciego o coplas de ciego, donde las truculentas noticias que relataban aquellas gentes a un auditorio expectante y analfabeto nos recuerda al diario de sucesos ya desaparecido “El Caso”, vendedor de morbo a granel en nuestra España profunda de hace décadas.
    Algo parecido fueron los Romances noticieros, que daban cuenta en verso de los sucesos de la Guerra de Granada a finales del siglo XV.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto, monsieur. En esos tiempos medievales asi se transmitian las novedades, y ademas los reyes iban haciendo sus propias cronicas, para amañar los sucesos a su gusto y darse bombo.
    Normal la tradicion juglaresca en un tiempo en el que apenas nadie sabia leer.
    Que gran revolucion la de la imprenta!

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. ME ENCANTO CONOCER LA EVOLUCION DE LA PRENSA EN EL MUNDO, UN LUJO LEERTEEEEEE
    BONITO SABADOOOO MADAME
    CHRISSSSSS

    ResponderEliminar
  4. MAdame, que buena su entrada!!. La pena es que hoy dia, la mayoría de los periódicos digitales se abastecen de la información proporcionada por los internautas en lugar de ser al revés...
    Feliz noche madame.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, monsieur Chris. Disfrute de su sabado. Le envidio un monton porque imagino que su fin de semana sera mas calido que el mio.
    Por aqui nos helamos!

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Si, es tremendo, madame. Que trauma para un periodico llegar el segundo a dar la noticia!

    Buenas noches, madame Nikkita, que disfrute de su sabado.

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado leerte esta entrada, dama, tan documentada e interesante como siempre. Lo cierto es que, por mucho que cambien las cosas, la necesidad de información (y las tensiones acerca de lo que se difunde o no) se mantendrán siempre. Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Se trata del cuarto poder nada menos, madame. Y hay quien piensa que tal vez podria llamarsele el primero!

    Feliz noche del sabado, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. La famosa "Gazeta de Madrid" concebida por Fabro Bremundán como instrumento propagandístico en favor de Juan José de Austria, quien en verdad estaba detrás de su fundación, ya que la misma fue una concesión de Felipe IV a su hijo bastardo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Asi es, con esa gaceta tuvo origen lo que se conoce como "periodismo viejo", y que se prolongo hasta casi finales del XVIII. Tenia como caracteristica estar en manos de la monarquia para servir a su propaganda, exagerando victorias y minimizando derrotas.
    Pero en Francia tambien la monarquia absoluta utilizaba muy bien las gacetas para sus fines.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Si mi memoria no me falla, la "Gazeta de Madrid" (con zeta) es el antepasado al Boletín Oficial del Estado español actual.

    Me ha gustado mucho su artículo madame, puesto que la Historia (con mayúscula) me tiene enamorada desde niña. Gracias por tan buena información.

    ResponderEliminar
  12. Si, madame!
    Jijiji, no le falla la memoria. Es muy curioso, pero es asi: se trata del antepasado del BOE.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Gran entrada, Madame. Y curiosos los tiempos actuales para el periodismo, debatiéndose entre la mayor audiencia jamás lograda, el control de los gobiernos y la dictadura de las agencias de noticias. Menos mal que en el fondo de la (mucha) paja se suele encontrar trigo.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  14. Una grán entrada nos ha regalado Madame,siempre aprendo con este blog,le doy las gracias por ello.
    Le deseo un feliz domingo.Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que deberia replantearse todo el asunto, porque a veces parecen mas interesados en hacer proselitismo que en informar.

    Feliz domingo, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a usted por sus visitas siempre, madame.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Muy interesante, madame.

    Yo, por ahora, tiro de periódico digital, pero la letra impresa siguie teniendo encanto y tirón, por supuesto.

    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  18. Una entrada muy ilustrativa, madame, un buen resumen de uno de los pilares fundamentales de los medios de comunicación de masas. No creía yo que tuviesen tanta antigüedad. De la época romana, nada menos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. En el siglo XIX y principios del XX, los periódicos también editaban los llamados "folletines" a los cuales podían suscribirse los lectores. Era un modo de publicar novelas por entregas (muchas veces entregadas a domicilio) con la consiguiente intriga habilmente dosificada.
    A mí me encanta la novela folletinesca, con sus amoríos y sus celadas, sus enredos y sus desenlaces melodramáticos. galdós las escribía muy bien.
    La prensa escrita para mí es insustituible. Mis sobremesas son siempre de café y periódico. Hoy mismo, café y variosperiódicos con sus dominicales.
    En pantalla no es para mí tan cómodo y atractivo. La prueba es, ya lo remarca su entrada, madame, que la televisión no ha desbancado a la prensa escrita.
    Muy interesante todo lo que dice, Siempre la leo con interés.

    ResponderEliminar
  20. Nada como tocar el papel y oler la tinta, madame. Un verdadero placer.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Fijese, madame, qué no habran inventado los romanos? Si es que eran unos linces.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. Ay, sí, madame, a mi tambien me chiflan esos folletines, jiji.
    Y las letras impresas en papel.
    La verdad que se han sabido adaptar a los tiempos y servirse de la tecnologia.

    Muchas gracias, madame. Buenas noches.

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. ¡Y tanto que sirvieron como herramienta de propaganda...! Bueno, y sirven..., por desgracia...

    Esos William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer, ese par de bellacos, disculpadme el exabrupto, muy merecido por otro lado, constituyen un muy buen ejemplo... De no haber sido por la manipulación que a través de sus medios pusieron en práctica, igual la Historia de España del siglo XX habría sido otra muy diferente. De no haber sido por ellos igual Cuba, Puerto Rico y Filipinas aún continuarían siendo España y ésta no habría entrado en la profunda crisis de identidad en que nos sumió su pérdida..., cuyos coletazos aún hoy continuamos padeciendo de múltiples maneras...

    Madame, interesantísma esta entrada, por lo demás... Siempre es un placer disfrutar de vuestra palabra...

    Feliz velada.

    Mil besos, mil..

    ResponderEliminar
  24. Monsieur, yo creo que la historia hubiera tenido identico final, pero mas digno, eso si.
    Realmente el cuarto poder es temible. Muchas veces hemos oido eso de "cómo no va a ser verdad, si lo trae el periodico?" o "que sí, que lo han dicho en el telediario".

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Nada como leer el periódico sentado con un café, por las mañanas...

    Hermoso e instructivo relato historico.
    un abrazo querida Dame Masque

    ResponderEliminar
  26. Yo tambien pienso que por muchos adelantos de la tecnica, ese placer no tiene competencia posible. Leer el periodico no parece estar en peligro de extincion!

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Buff!!! no me imagino los periódicos del siglo XIII... teniendo que escribir a mano toda la tirada... que trabajazo...

    ResponderEliminar
  28. jijiji, con una hoja para cada pueblo tenian bastante. Y luego lo leian en la plaza en voz alta para que se enteraran todos. Debia de ser curiosa la elaboracion, si.

    Feliz comienzo de semana, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. La Dame Masquée...

    Las fotos que ilustran el post son geniales y todo lo que nos cuenta no menos. No sabía lo de los folletos sensacionalistas acerca de Transilvania y Vlad Tepes, otra cosa más al zurrón como diría aquel. Que gran invento, sin duda, aunque hoy en dia esten todos politizados.

    A sus pies.

    Bisous.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)